Cajas de bizcochos

Bizcocho de Calatayud

Deliciosos Bizcochos de nuestra localidad de Calatayud. Estamos ante el secreto mejor guardado de Pastelería Micheto

Elaborados de manera completamente artesanal

17,00€

Detalles del producto

Delicioso  Bizcocho de Calatayud. Estamos ante el mejor secreto guardado en Pastelería Micheto

Ingredientes:

Huevos, azúcar y harina

Peso:

500 Grms

Bizcocho Micheto

Hablar de los bizcochos de Calatayud, es mirar al pasado atrás aproximadamente los años 1.900, cuando los artesanos en  pastelería bilbilitanos ofrecían a sus clientes un bizcocho de tamaño perfecto para ser untado en chocolate ó café, compuesto por tres ingredientes: harina, huevos y azúcar.

Nuestros bizcochos bilbilitanos en 1.926 llegaron hasta el palacio del Rey Alfonso XIII, cuando en una de las recepciones reales, en su menú se podía leer Bizcochos de Calatayud, pero, nuestros bizcochos causaron algo de mofa en la cocina de palacio debido a su pequeño tamaño, por lo que, el «equipo» de pasteleros bilbilitanos dijeron de los próximos bizcochos serían del tamaño de una suela de alpargata, y efectivamente, hasta hoy podemos disfrutar de estos grandes bizcochos del tamaño de un número cuarenta y cuatro en la media que usamos hoy.

Bizcochos

 En 1965, cuando mi padre llegó de cursar sus estudios y formación en la escuela de pastelería de Barcelona y realizar prácticas en uno de los mejores obradores de España de aquellos tiempos como era la pastelería Jaume Sabat, compro el primer horno industrial de la marca Guallar, tecnología zaragozana, entonces ya fue en la pastelería de Rua de Dato 6, donde los bizcochos salían de nuestro propio horno. 

Los bizcochos bilbilitanos son conocidos en toda España, incluso cuando la carretera nacional II, pasaba por el medio de Calatayud, la fabricación de bizcochos era diaria debido a la gran demanda, forasteros, artistas famosos y otros productos y después comían en el restaurante Lisboa con el buen amigo David Asenjo.

Hoy continuamos con la misma fórmula, lógicamente, su forma de batir y su horneado han cambiado por completo, las modernas batidoras de ahora nos permiten escudillar un bizcocho bien aireado y los hornos dirigir el calor en la zona exacta.

Los tiempos cambian, pero los bizcochos no, los mismos, pero la forma de llegar a nuestro cliente si, aparte de nuestro servicio en la tienda también son enviados «on line» (quien se lo iba a decir al gran Manuel Micheto.